miércoles, 24 de octubre de 2007

SIN DISCIPLINA NO PUEDE HABER CONVIVENCIA